Ya sea porque tengas un negocio o estés considerando iniciar uno, probablemente estés familiarizado con el coste del almacenamiento, el cual puede ser gigante. Además, la administración y gestión de un almacén lleva mucho tiempo y, en algunos casos, es el causante del fracaso de la empresa. 

¿Cómo podemos evitar estos problemas? Fácil, el almacenamiento flexible. Esta opción se hace más popular a medida que crece el e-commerce. En el fondo, el almacenamiento flexible o bajo demanda adopta la filosofía de «alquilarlo cuando lo necesites» que vemos tan a menudo en el transporte personal (Uber) y las alternativas de alojamiento tradicionales (Airbnb), excepto que les da a las empresas muchas ventajas.

5 ventajas de contratar almacenaje flexible

Contratar una red de almacenaje flexible puede suponer a muchas empresas, que quieran trabajar a través de un operador logístico, una serie de ventajas, en comparación con el alquiler de una nave a largo plazo. A continuación, te dejamos cinco ventajas que, como empresa, deberás tener en cuenta a la hora de contratar almacenaje flexible: 

  • Flexibilidad

Una de sus principales ventajas, ya que permite a las empresas almacenar sus mercancías mes a mes pagando única y exclusivamente por el espacio que estas ocupan. Además, permite que muchos empresarios que cuentan con pequeñas empresas que buscan crecer y expandir su negocio, puedan contratar un almacenamiento flexible y de fácil acceso, sin tener que incurrir en un compromiso a largo plazo.

  • Rapidez

Contratando una empresa que se encargue de suministrar un almacenaje flexible, podrás mover, trasladar y almacenar la mercancía de tu compañía en cuestión de días y al lugar que mejor se adapte a tus necesidades. Esto supone invertir menos tiempo y dinero en el proceso de almacenamiento.

  • Fiabilidad

El almacenamiento flexible o bajo demanda nos permite contar con operadores logísticos expertos en almacenaje, que cumplen con unos estándares de calidad y seguridad. Asimismo, la empresa con la que trabajemos se encargará de llevar a cabo una correcta gestión del almacén, inventario, recepción y expedición de los productos y la mercancía y los servicios de almacenaje, por ejemplo.

  • Escalabilidad

Gracias al almacenaje flexible, tu compañía tendrá la posibilidad de acceder a una red de almacenes logísticos distribuidos por toda España. De esta manera, si tu empresa tiene como objetivo ir creciendo poco a poco, los almacenes flexibles permitirán que los beneficios e ingresos de tu compañía sigan aumentando, sin tener que alterar el tamaño del espacio o la carga de trabajo.

  • Más cerca, más rápido

Otra ventaja con la que cuentan los espacios de almacenaje flexible es que reducen costes y tiempo de distribución cuando se encuentran más cerca del cliente final de una empresa.

Si buscas una red de almacenaje flexible para tu empresa, en Flexpacio, como red de almacenaje flexible para pequeñas y medianas empresas, te ofrecemos la mejor solución logística para almacenar tu mercancía. ¡Sin mínimos de contratación ni compromisos a largo plazo! Para cualquier duda o información, accede a nuestra página web y rellena nuestro formulario de contacto.