El desarrollo de la logística a escala global es un hecho indiscutible que responde en base a diferentes factores, entre los que destaca el desarrollo del nivel de servicio prestado por los denominados operadores logísticos. En este sentido, la integración de servicios logísticos por parte de terceros ha experimentado un salto cualitativo, ya que permite a las empresas centrarse en su core business y delegar la ejecución de este tipo de actividades altamente especializadas.

El operador logístico 5PL ofrece a sus clientes el control y gestión absolutos de las cadenas de suministro. Estas son algunas de las tareas de que las que se encargan los proveedores 5PL:

  • Compra de materias primas
  • Transformación de estas materias primas.
  • Almacenamiento.
  • Distribución y logística del producto, así como la entrega al cliente final.
  • Servicio postventa: gestión de quejas, devoluciones, etc. 

¿Cuál es el papel clave del 5PL?

El 5PL es equivalente a una”torre de control”, es decir, una entidad que centraliza la red de suministro o una “red de cadena de suministro”. Es un operador altamente especializado en el negocio/industria del cliente porque debe depender de proveedores (puntos de compra), toma decisiones sobre rutas de transporte, materiales/productos alternativos, costos de logística, etc. y ofrece a los clientes la mejor opción en términos de costes, tiempos de entrega y calidad.

El 5pl debe tener una autonomía de decisión basada en amplios acuerdos entre la empresa cliente y sus proveedores. Esto le permitirá (en tiempo real) poder hacer frente al mercado, inventarios, proveedores, desastres naturales o todo tipo de impactos en el suministro o en el propio negocio del cliente, así como responder rápidamente a los cambios globales en factores desfavorables.

El proveedor especializado en industrias específicas

El aspecto destacado del 5pl es su especialización en industrias específicas. Bajo esta premisa, el operador logístico ya no será un desarrollador de servicios logísticos convencionales (almacenamiento, transporte, valor agregado, etc.) para múltiples departamentos o regiones, sino que se convertirá en un integrador de procesos para una industria o proyecto específico.

Además, estos operadores cuentan experiencia global y actúan en el proceso productivo del cliente e incluso subcontratan ventas y servicios, lo que supone asumir muchas de las responsabilidades de los contratistas. 

La importancia de la autonomía

Los operadores 5PL deben poder enfocarse en coordinar la demanda de oferta de producto desde su origen hasta el destino final, y cambiar la subcontratación (outsourcing) de alianzas estratégicas en todo el mundo. 

A partir de estos insights, se puede determinar la segunda característica de este integrador: la autonomía, que se refiere conceptualmente a la capacidad (como oportunidad) de controlar la cadena de valor del cliente por uno mismo y la capacidad de establecer un acuerdo operativo de proceso.

En este punto, la confianza del cliente en los niveles de servicio de operador logístico es fundamental. Aceptamos que no dejaremos la gestión de recursos ni la información importante relacionada con el negocio a cualquier persona. Al mismo tiempo, el operador 5PL debe tener la capacidad y oportunidad de formar alianzas con otros proveedores de servicios para complementar sus servicios finales, de manera que  consiga generar economías de escala en beneficio de sus clientes.

El valor añadido de los proveedores 5PL

Otro aspecto a destacar es que el modelo aporta servicios de valor añadido a la cadena de suministro, como el servicio postventa o la logística inversa. Evidentemente, esta última es una característica inherente a este tipo de integradores, que al tiempo que adquieren una mayor especialización en un campo en particular, pueden ofrecer nuevos servicios u operaciones para la cadena logística del cliente para complementar su cotización final.

Teniendo en cuenta todo lo que hemos señalado a lo largo del post, el denominado operador logístico 5pl es el responsable de la cadena de suministro completa de la empresa, es decir, desde la compra de materias primas y su conversión, hasta la distribución de los productos y su entrega al cliente final. 

Los operadores de 5PL deben asumir la tarea de analizar la demanda, entre otras cosas, con el fin de recopilar y ofrecer toda la información posible al área de la cadena de suministro correspondiente para poder comprar materias primas, planificar los procedimientos de fabricación (utilizando líneas de producción) y canales de distribución, y operar de manera eficiente.

Innovar y creer que podemos ir más allá es la clave. Solo aquellos operadores logísticos que han internalizado este prerrequisito pueden ingresar a nuevos y mejores mercados y diversificar sus líneas de negocio.

A fin de poder gestionar cadenas de suministros dinámicas según la actividad estacional de la industria, cada vez más los operadores 5PL recurren a redes de almacenaje flexible, como Flexpacio, las cuales permiten contratar espacios de almacenaje óptimos en cuestión de horas.