Actualmente vivimos en un mundo tan sumamente globalizado que, como empresarios, hemos llegado al punto de nunca estar del todo seguros de si las decisiones que tomamos y  que repercuten directamente a nuestras compañías son las más acertadas.

Si extrapolamos estas incógnitas al sector de los servicios logísticos, una de las dudas que nos pueden surgir es: ¿le conviene a mi empresa externalizar la logística y contratar a una tercera compañía, generalmente un operador logístico, que gestione la cadena de suministro?

En este post de Flexpacio, red de almacenaje flexible para pymes, vamos a resolver esas dudas que, como empresa, se nos pueden llegar a pasar por la cabeza: ¿realmente es rentable para mi compañía trabajar con un operador logístico?, ¿cuáles son las desventajas o inconvenientes de no elegir un operador logístico? Somos conscientes de que tomar esta decisión es complicado y que influyen muchos factores determinantes en ella, por eso hemos elaborado este post en el que vamos a intentar arrojar algo de luz sobre el tema.

Qué es la logística y para qué sirve

La RAE define el término logística comoun conjunto de medios y métodos necesarios para llevar a cabo la organización de una compañía, especialmente de distribución”.

Podemos considerar a la logística como un conjunto de tareas intermedias que se encuentran entre la producción y la comercialización de un producto o servicio, incluyendo también procesos como la preparación del producto, el almacenamiento, su mantenimiento y el transporte, entre otros.

Antes de entrar en materia y ver las desventajas/inconvenientes de no externalizar la logística, es decir, de asumir desde la propia empresa este servicio, es importante recalcar que el objetivo de la logística es hacer llegar los diferentes productos y servicios de una compañía a sus clientes o destinatarios finales; siempre de forma segura y eficiente.

Desventajas/inconvenientes de no elegir un operador logístico

Al fin y al cabo, que una empresa decida llevar por su cuenta todo el proceso logístico incluyendo el almacenaje del producto, la distribución o el servicio de entrega, puede repercutir de forma negativa y tener gran incidencia en su competitividad y el servicio que presta de cara al cliente. 

Si nos fijamos en el panorama actual, grandes empresas como Amazon apuestan por externalizar sus procesos logísticos y trabajar conjuntamente con empresas de todo el mundo que cuenten con su propia red de transporte y distribuidores. A continuación te mostramos las desventajas que puede tener para tu empresa no optar por contratar los servicios de un operador logístico: 

  • Limitar las opciones de expansión de nuestra empresa. Como compañía que está pensando en expandir su marca a otros mercados, asumir la gestión de la logística supone la búsqueda de centros de almacenaje para nuestros productos, así como la contratación de una flota de transporte que suministre el producto a nuestros clientes, sin contar con el  tiempo y dinero invertidos en establecer relaciones comerciales con otros mercados. Sin embargo, un operador logístico, especializado en el sector y con un gran bagaje profesional, podrá llevar a cabo todas estas tareas de una forma mucho más resolutiva.
  • Invertir en almacenaje y personal. Si queremos almacenar nuestro producto para su posterior distribución, tenemos que pensar que, si no disponemos de experiencia como compañía en logística, vamos a tener que realizar una inversión para formar a nuestros trabajadores en las distintas tareas de almacenaje, producción y distribución del producto o, en su defecto, contratar personal cualificado. En cambio, si contratamos un operador logístico que ejecute todas las funciones de almacenamiento y distribución de nuestro producto, como empresa nos beneficiaremos de contratar personal especializado en el sector; personal con capacidad resolutiva a la hora de solucionar los distintos problemas o inconvenientes que pueden surgir en el sector logístico.
  • Gestionar la logística en tu empresa inhouse supone una mayor inversión. La logística nos supone: alquilar o comprar un almacén, proveernos de la tecnología necesaria, disponer del espacio suficiente y adquirir toda la maquinaria y herramientas necesarias para la correcta distribución de nuestros productos, encargarnos de un óptimo mantenimiento… Un operador logístico nos puede ayudar a reducir todos estos costes, ya que disponen de espacios y almacenes que se adaptan a nuestras necesidades, tecnología a la vanguardia para realizar el trabajo de almacenaje, así como personal cualificado y su propio transporte de mercancías.
  • Disponer de flexibilidad para realizar el trabajo. Como empresa debemos tener en cuenta que, si añadimos un nuevo departamento logístico, vamos a tener que llevar a cabo la contratación de nuevos trabajadores, controlar los gastos de distribución o gestionar una flota de vehículos. Hacer esto nos llevará mucho tiempo y, por consiguiente, tendremos que dejar de dedicar esfuerzos a otras tareas que tengamos pendientes. En vez de crear un departamento logístico, si externalizamos este proceso con una empresa logística seremos más flexibles como compañía para emplear nuestro tiempo y esfuerzo en otras funciones.

Si bien es cierto que existen empresas que han alcanzado el éxito con sus propias redes de distribución, la realidad es que la forma más rápida, económica y fiable de gestionar la cadena de suministro de una empresa es delegando el servicio en profesionales del sector como los operadores logísticos. 

En Flexpacio, contamos con más de 50 operadores logísticos distribuidos por toda España. Accede a nuestra web para encontrar la mejor solución logística para almacenar tu stock.